Punción seca ¿Qué voy a sentir cómo paciente?

Punción seca ¿Qué voy a sentir cómo paciente?

El otro día hablamos de qué nos sirve la punción seca desde el punto de vista del fisioterapeuta, pues bien ahora vamos hablar desde el punto de vista del paciente, de lo que va a sentir cuando te realicen la técnica.

No os vamos a engañar es un poco dolorosa pero muy eficaz mejorando a los dos días sustancialmente el dolor del paciente.

Cuando os pinchen vais a sentir dos cosas, bien un espasmo local de esa musculatura que es una contracción súbita y momentánea de la banda tensa como una especie de mordisco; o bien un dolor o sensación referida a otra parte del cuerpo, por ejemplo si me pinchan el trapecio puedo notar que se me sube hacia el cuello. Las dos cosas son síntomas positivos de que se está liberando ese nudo (punto gatillo).
Sobre el espasmo local nos podemos hacer a la idea que el músculo es como una batería y se va cargando de tensión, pues bien nosotros con esos pinchazos en la placa motora, que es lo que contrae el músculo de forma súbita, provocamos los espasmos locales que descargan el músculo y lo deja sin tensión.

En cambio el dolor o sensación referida cada paciente la describe de diferentes maneras: pesadez mordisco, pinchazos, calor … Ahora bien, ¿por qué el dolor que sentimos es en una zona vecina y no donde te pinchan ? pues porque todo nuestro cuerpo está formado por cadenas musculares que están interconectadas por donde se transmite la tensión llegando el dolor a otra parte del cuerpo.

Ahora ya sabéis lo que vais a sentir para que no os de miedo este tipo de técnica que tan efectiva es!!!

Abraham Fernández

Fisioterapéuta especialista en Rehabilitación y Pilates

¿Qué es la punción seca?. Nuestro fisioterapéuta nos lo aclara.

 

Hoy nos toca hablar de la punción seca, muchos ya la conocéis en vuestras propias carnes! Para ellos y para los que no, decir que es una gran herramienta que tenemos los fisioterapeutas para quitar esas contracturas, esos “nudos” que nos provocan dolor y por los que muchas veces venís a la clínica.

 


Esos nudos los llamamos puntos gatillos son un grupo de fibras musculares que están contraídas en donde no llega bien la sangre. Por lo tanto no tienen la capacidad para nutrirse y regenerarse como el resto de fibras provocando una banda tensa con pequeñas adherencias.
Los puntos gatillos casi siempre tiene un dolor o sensación referida, es decir el dolor no está en el sitio del pinchazo.

Ahora bien un punto gatillo puede ser activo: cuando ese dolor evoca al paciente su dolor característico por el que viene a la clínica ; o punto gatillo latente: cuando el dolor que siente el paciente no le evoca su dolor característico.

 


Pues bien, nuestro objetivo es localizar esos puntos gatillo, pinchar la banda tensa para romper esas micro-adherencias y estimular la zona para que el cuerpo lleve más sangre allí. Con eso conseguimos regenerar el músculo y como resultado que desaparezca ese punto gatillo.
Pues esto es todo, por eso nos gusta tanto las agujas!! Aun así, solo es una técnica de muchas otras que utilizamos y elegimos para poder ayudaros a estar mejor.

Abraham Fernández.

Fisioterapéuta especialista en rehabilitación y Pilates.