Tratamiento de la articulación temporomandibular (ATM)

¿Aprietas la mandíbula o rechinas los dientes por la noche?

¿Notas tensión en la zona de la mandíbula y el cuello?

¿Te han puesto aparato de ortodoncia y notas alguna molestia muscular en otra parte del cuerpo desde entonces??

¿Conoces lo que es la ATM?

Cada vez son más frecuentes los trastornos de esta articulación en nuestra sociedad y en consulta. Por eso te contamos un poco más acerca de la ATM.

La articulación temporomandibular es la articulación que existe entre el hueso temporal y la mandíbula. En realidad se trata dos articulaciones, una a cada lado de la cabeza, que funcionan sincronizadamente. Es una de las pocas articulaciones en la cabeza que cuenta con cierta amplitud de movimiento.

Es una articulación bastante peculiar por su situación e importancia a nivel de la biomecánica del organismo. Cuenta con varias superficies articulares,cápsula,ligamentos e incluso un menisco entre los dos huesos. Estas estructuras, están cubiertas de varios niveles musculares que en conjunto engloban vasos sanguíneos y ramas nerviosas importantes.

Lo que hace tan importante a esta articulación, son las relaciones anatómicas y funcionales que tiene con las estructuras cercanas como el oído, los dientes, la musculatura del cuello, etc…y las más alejadas ya que por ella pasan todas las cadenas musculares.

Estas cadenas musculares engloban músculos con la misma función y recorren el organismo en su totalidad permitiendo hacer los movimientos de flexión, extensión, rotación,etc

Cualquier lesión de la ATM,puede producir una alteración postural, funcional, mecánica, nerviosa e incluso visceral en cualquiera de los recorridos de las cadenas musculares.

Nos encontramos así :

Dolores que irradian lateralmente hacia cabeza, cuello o brazos
Acúfenos (pitidos o zumbidos en el oído)
Problemas en la fonación o en la deglución
Rectificación cervical
Vértigos posicionales, cefalalgias, ciatalgias
Problemas en el movimiento de los ojos
Alteraciones en la pisada
Bruxismo

El tratamiento incluye las correcciones osteopáticas necesarias de las estructuras óseas, tendinosas y musculares para normalizarla, ejercicios para que el paciente realice en casa y si fuera necesario, se combinaría con fisioterapia y con complementos para relajar a musculatura o el sistema nervioso.

Recordarte que en el equipo de terapias Marmande, somos especialistas, y hacemos un abordaje integral del paciente adaptando y personalizando el tratamiento a las necesidades del paciente.

Mariano Cabanillas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *